• Juan Pablo Chiesa

Participación de Claudio Moroni, Ministro de Trabajo, Empleo y Seg. Social de la Nación en la OIT


La Jornada de los Mandantes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), cierre de la Cumbre Mundial convocada por dicho organismo y realizada en forma virtual, reunió a los ministros y dirigentes de los trabajadores y de los empleadores de los Estados Miembros para abordar los efectos del Covid-19 en el mundo del Trabajo y reflexionar acerca del futuro del Trabajo en el contexto de la pandemia.

Luego de la presentación inicial realizada por Guy Ryder, director General de la OIT, los expositores participaron de un debate en el que compartieron perspectivas y nociones acerca de la situación actual de sus países y las posibles medidas de recuperación que podrían implementarse en la “nueva normalidad”.

Claudio Moroni, Ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, remarcó que la pandemia por COVID 19 llegó para profundizar y acelerar desigualdades intrínsecas en la sociedad argentina.

Destacó que en nuestro país se ha priorizado la salud y vida de todos los argentinos y argentinas, sin perder de vista la asistencia al sector productivo y a los sectores más vulnerados. Explicó que se desarrollaron durante este tiempo herramientas que permitieron ayudar al pago de salarios de un porcentaje importante de trabajadores formales y extender los beneficios de la seguridad social a más de 9 millones de personas.

Afirmó que “el retorno a la nueva normalidad requerirá el esfuerzo solidario de todos y debe tener un norte claro: la reducción de las desigualdades sociales. La herramienta debe ser el diálogo social comprometido en la construcción de políticas que nos dirijan hacia ese objetivo”.

Remarcó la utilidad de los mecanismos sustitutivos de ingreso para resolver cuestiones focales y transitorias, haciendo hincapié en la importancia de lograr una adecuada inclusión social a través del trabajo digno, por su efecto integrador y de desarrollo personal.

Moroni enumeró algunas políticas que deben implementarse para la salida de la crisis, a saber:

- La formulación de un programa de desarrollo que ponga en el centro la generación de empleo con la negociación colectiva como su principal herramienta,

- El sostenimiento de la asistencia estatal al sistema productivo en la medida en que sea requerido en el tránsito a su funcionamiento normal;

- La adecuación de los sistemas tributarios en búsqueda de una mayor equidad en la contribución.

- Eliminación de aquellas exigencias que constituyen barreras infranqueables para la formalización de ciertos sectores de la población

- El acento en el carácter solidario y redistributivo de nuestro sistema de seguridad social y su ampliación a los sectores excluidos

- La mejora en la sinergia entre la educación y trabajo

- La incorporación de reglas que permitan el desarrollo de las nuevas modalidades de prestaciones de tareas teletrabajo, plataformas, sin que por ello se pierda la condición de trabajo protegido

- La reformulación de las reglas de las finanzas: es necesario que la principal fuente de la riqueza vuelva a ser el trabajo productivo.


En la jornada, los expositores destacaron la importancia de la cooperación multilateral y de una colaboración internacional en pos de un objetivo común, poniendo en práctica la Declaración del Centenario de la OIT para el Futuro del Trabajo.

46 vistas
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • YouTube