• Juan Pablo Chiesa

La CNRT Relevó Información Sobre Reclamos de los Usuarios


Recientemente la Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CRNT) relevó información recabada de los reclamos que hacen los usuarios de servicios públicos de transporte. En dicha enumeración surgió como principal foco de reclamos con un total de 25% que los choferes no respetan las paradas, el 16% la falta de frecuencia y el 12.89% respecto a la conducción imprudente por parte de los choferes.

De cierto es que nos llama la atención que en el informe no se encuentre en primer lugar las condiciones vejatorias en las que los miles de usuarios que llegan a la CABA viajan en las unidades.


Es para destacar que una de las causales que genera tal circunstancia penosa es la falta de frecuencia. No podemos continuar haciendo "la vista gorda" con el hacinamiento con que se viaja en los subterráneos y colectivos de la Ciudad. Los ciudadanos ante todo somos seres humanos y el hecho de seguir permitiendo que este fenómeno suceda no hace más que confirmar el desinterés asumido por el Gobierno de la Ciudad, el Estado Nacional y la CNRT en dar una solución de fondo a los vecinos.

¿Cómo sería posible esto?


Es básico. Más vehículos habilitados en las horas de mayor frecuencia de viajes. La frecuencia se ve afectada por la falta de vehículos por parte de las empresas. Se debe garantizar que los ciudadanos no solo puedan viajar, sino que además lo hagan en las condiciones que corresponden.

¿Por qué no aparece este problema en los reclamos interpuestos ante la CNRT?


Simplemente porque el ciudadano se ha resignado de que es normal viajar como ganado. Esto habla muy mal de la sociedad en su conjunto.

La pregunta que debemos reformularnos a nivel social es ¿Por qué debemos aceptar viajar en la manera en lo hacemos?


Es para destacar que a lo largo de los años políticas tales como la implementación del Metrobus han mejorado los tiempos de viaje conforme a que se han reducido notablemente ciertos trayectos e incluso ordenado el tráfico en determinadas zonas.


Sin embargo, estas buenas políticas deben ir concatenadas con la toma de medidas que apunten a mejorar la calidad del servicio.

Procuramos una Ciudad más equitativa y justa en cuanto a la retribución de los servicios públicos que la conforman. Pretendemos que los ciudadanos vivan todos los días un poco mejor y que cada servicio realmente sea de la calidad que la dignidad propia de los derechos consagrados en nuestra Constitución enarbolan.


Hay que empezar a hablar en la Ciudad de estos temas que todos padecemos pero que se han normalizado a través del descreimiento y la resignación social.


No solo queremos viajar mejor, tenemos derecho a ello.

0 vistas
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • YouTube